Crudo relato de víctima que denunció abuso sexual en el Colegio Providencia

Crudo relato de víctima que denunció abuso sexual en el Colegio Providencia

25 mayo, 2018 0 Por El Periférico
El Periferico.com | El diario digital de Chile

Entre los 8 y los 12 años, en el Colegio Providencia, Estefania Milla-Moreno fue abusada. La joven que hoy cursa estudios de postgrado en Canadá recién pudo realizar la denuncia en la 35a Comisaría de Delitos Sexuales el 7 de diciembre de 2017.

En un extenso testimonio publicado en Ciper, Estefanía cuenta que “fui víctima de acoso y abuso sexual por parte de mi profesor de historia (el nombre está incluido en la denuncia policial). Lo recuerdo como un hombre muy alto y poderoso. Siempre de terno y maletín, y con un olor muy fuerte que lo acompañaba”

“En muchas ocasiones se sentaba en la mesa del profesor y a mí en sus piernas. Con una mano en el libro y con la otra en mi vagina hacía la clase de historia“, cuenta, recordando que una vez bloqueó la vista a la sala, la puso sobre la mesa y se abalanzó. “Recuerdo sus movimientos, su olor a viejo asqueroso. Recuerdo no saber si podía pedir ayuda. Siempre sentí una culpa y vergüenza infinita sobre esto. Por eso demoré tanto en decirle a mi madre lo que me ocurría. Solo le decía que el profesor de historia me molestaba. Mi estrategia fue jugar a escurrirme, a esconderme”, dice.

Asimismo, revela que “no de mis recuerdos más tristes fue en un baño de alumnas. Hasta allí llegué luego de lograr zafarme del profesor, para quedar escondida en un reducido espacio entre la toilette y el basurero. Ahí, con mi cuerpo pequeño me protegí. A pesar de que él fue en mi búsqueda, yo vencí (…) Cuando le pregunté por qué me hacía eso, su respuesta fue que yo era ‘muy especial, porque me recuerdas a mi hija’. Me enteré después que ella había muerto“.

“La agresión solo terminó cuando cumplí 12 años y finalmente me cambié de colegio, gracias a mi madre”, explica.

En 2017, Estefania volvió a su colegio. Esta vez para contar su historia a los directivos del establecimiento. “Posteriormente, fuimos a Carabineros. Ahí se inició otra historia. Me cuestionaron el tiempo que había pasado para hacer la denuncia. Y finalmente me derivaron a otra dependencia, para que hablara con ‘especialistas”. Y comenzó el tormento nuevamente”, expresa, detallando el siguiente diálogo: “Pero, ¿cuántos dedos le puso en la vagina…? ¿Así?… ¿Con olor a viejo? ¿A transpiración querrá decir?“.

“Mientras el ‘especialista’ escribía lo que yo iba narrando, lo llamaron. Cuando regresó, le escuché decir: ‘Ya…, ¿dónde íbamos?, ah sí… la vagina…, vagina. Emh, ya, ¿y cuántos dedos?’“, continúa el duro relato.

Actualmente, ley establece que si has sido abusado, la persona tiene 10 años -luego de cumplir 18 años- para denunciar. “En mi caso, ya pasé esa fecha. Una legislación ridícula, pues no considera el largo tiempo que se necesita para enfrentar ese tipo de situaciones traumáticas y denunciar”, indica Estefania.

“Esta es mi historia, este es mi relato. Quiero agradecer a todas y todos quienes me han apoyado en esta etapa”, concluye la joven.